El Rincón de la Ciencia, Tecnología y el Conocimiento

“Ahora para encontrar trabajo hace falta un máster. ¿Qué será lo próximo? ¿El Nobel? Entrevista al educador Ken Robinson

Publicado por El Rincón de la Ciencia, Tecnología y el Conocimiento en Jueves, 21 de julio de 2016

FRASES DE CIENCIA

miércoles, 28 de diciembre de 2011

El divagar de la mente: ¿Es la causa de la infelicidad?

divagar mente
Soñar con los ojos abiertos puede potencia la creatividad y nos ayuda a relajarnos, sobre todo si estamos en un ambiente estresante. Sin embargo, no todo es positivo. 


Psicólogos de la Universidad de Harvard sugieren que dejar la mente divagar puede conducir a estados de infelicidad.

Las personas pasan aproximadamente el 46.9% de sus horas de vigilia pensando en algo que no tiene nada que ver con lo que está haciendo y este divagar de la mente nos puede hacer infelices. 

O al menos así lo demuestra el estudio realizado a partir de un app para iPhone que recogió los datos de más de 2.250 personas. A través de esta aplicación se indagaba sobre sus pensamientos, sentimientos y acciones de sus vidas cotidianas.

Daniel Gilbert, el psicólogo que ha dedicado años a investigar la felicidad humana, ha conducido este estudio y afirma que una mente que divaga a menudo es una mente infeliz. Además, afirma que la habilidad para pensar en lo que no está sucediendo es un logro cognitivo pero tiene sus costos emocionales.

Al contrario de los animales, los seres humanos pasamos muchísimo tiempo pensando en lo que sucede a nuestro alrededor: observamos los eventos, analizamos el pasado y escudriñamos el futuro e incluso pensamos en situaciones venideras que jamás se materializarán. De hecho, el divagar de la mente sería un modo de operar de nuestro cerebro que se activa por defecto.

A las personas que participaron en la investigación se les preguntaba en cualquier momento del día (mediante el app en su iPhone), su nivel de felicidad, qué hacían en ese momento, en qué pensaban y cómo se sentían. 

Asombrosamente, al realizar las estadísticas pudo apreciarse que las personas dejaban divagar su mente durante el 46.9% del día. Lo más curioso fue que de todo el tiempo que la mente divagaba, el 30% correspondía a momentos en los cuales las personas estaban cumplimentando otras actividades.

Finalmente, pudo apreciarse que las personas eran más felices cuando hacían el amor, practicaban ejercicios físicos o mantenían una conversación. Al contrario, eran menos felices cuando descansaban, trabajaban o utilizaban el ordenador en la casa.

Así, los investigadores concluyen que el divagar de la mente es un excelente predictor de los niveles de felicidad. Cuando estamos involucrados en una actividad pero nuestra mente tiende a divagar, esto significa que lo que estamos haciendo no nos resulta gratificante ni interesante, por ende, nuestra mente se desconecta automáticamente. Sin embargo, según Gilbert, si nos mantuviésemos concentrados intentando buscar el sentido de la actividad, probablemente fuésemos mucho más felices. Y es que para este psicólogo el divagar de la mente es la causa de la infelicidad y no una consecuencia, como se había pensado hasta el momento.

¿Cuál sería la solución? Aprender a estar plenamente presentes.

Además, al parecer es bastante difícil hallar la felicidad en las tareas en las cuales nos involucramos cotidianamente ya que los psicólogos hallaron que solo el 4.6% de los momentos de felicidad referidos por las personas que participaron en el experimento se podían atribuir a la actividad específica que realizaban.

Fuente:

Gilbert, D. T. & Killingsworth, M. A. (2010) A Wandering Mind Is an Unhappy Mind. Science; 330(6006): 932.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More